PRODUCCIONES SUJETAS A ESTRICTOS CONTROLES DE CALIDAD

Tras la entrada de la Berenjena de Almagro en nuestras instalaciones, un rápido proceso de pelado, lavado, calibrado, cocido y fermentado convierte nuestras Berenjenas en un aperitivo listo para ser degustado.

Tanto nuestro protocolo de actuación en el campo (Pliego de Condiciones para el Cultivo de Berenjena de Almagro), como el establecido por nuestro Control de Calidad interno, exigen que las 4 primeras fases se realicen en menos de 36 horas desde la recolección en el campo, mientras que la siguiente fase (fermentado) se realiza en un tiempo máximo de dos semanas, requisito fundamental para certificar nuestro producto como Berenjena de Almagro.

Nuestro Departamento de Control de Calidad vela por que todo el proceso se realice de conformidad con las estrictas normas marcadas por nuestro sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) y por lo establecido en la Norma UNE EN ISO-IEC 17065 (2012) para la Elaboración de Berenjena de Almagro con Indicación Geográfica Protegida, requisito sin el cual nuestros productos no podrían ser etiquetados como Berenjena de Almagro.



elcampo3
produlimi


MINIMIZACIÓN DEL EMPLEO DE ADITIVOS QUÍMICOS

Como empresa elaboradora de un producto casi artesanal, medido por unos parámetros concretos de calidad, sabor, marco geográfico y respeto por la tradición, desde los años 90 venimos investigando e incidiendo en marcar unos tiempos de fabricación estrictos y cada vez menores, lo que nos ha conducido a prescindir de numerosos aditivos químicos que son a día de hoy muy comunes en las empresas de alimentación.

De este modo, en nuestra gama de Berenjenas de Almagro orientada al consumo directo de las familias (canales Hipermercados, Supermercados y Tiendas Tradicionales y Gourmet) tan sólo empleamos como aditivos químicos:

  • Extracto de Pimentón o E160c. Colorante de origen natural obtenido por extracción de frutos molidos a partir de ejemplares de Capsicum annuum L. (Pimiento). Sin efectos secundarios, mejora el color del aliño natural de la Berenjena de Almagro.
  • Ácido Cítrico o E330. Un antioxidante de origen natural que se extrae del limón y de otros citrinos mediante la fermentación de azúcares bajo la acción del hongo Aspergillus niger. Sin efectos secundarios, su empleo se justifica para asegurar que el Ph de nuestros productos se encuentre por debajo de 4,5, límite a partir del cual se elimina la amenaza de la bacteria del Clostridium Botulinum en nuestras latas de conservas, de hecho el Ph final de nuestras Berenjenas de Almagro se sitúa en el margen del 3,6-3,9.
  • Metabisulfito Potásico o E224. Se trata de un conservante/blanqueador de origen sintético que aparece como residuo en nuestras latas de conservas y cuyo origen se encuentra en su empleo en una fase anterior del proceso de fabricación –lo que se conoce como un “coadyuvante tecnológico”-. Si bien no es añadido como ingrediente final sino que aparece como un residuo del proceso industrial, la legislación europea obliga a indicarlo en el etiquetado dados sus comprobados efectos alergénicos, aunque su presencia en nuestro producto final sea mínima o casi inapreciable. La cantidad de este aditivo que aparece en nuestras conservas se mide por partes por millón, siendo la media resultante en nuestros análisis de entre 10 y 90 partes por millón, por debajo del límite legal máximo establecido en 100 partes por millón. Esto da como resultado que además, en nuestras etiquetas, se mencione la leyenda Contiene Sulfitos, una advertencia de posibles riesgos para personas alérgicas.

Para nuestra gama de Berenjenas de Almagro destinada a grandes consumos (canal HORECA, y mercados tradicionales de venta a granel), a los anteriores aditivos químicos se les añade un único conservante:

  • Sorbato Potásico o E202. De origen sintético y considerado como uno de los más aceptables dentro del amplio abanico de los conservantes químicos, su empleo se justifica por aportar durabilidad al producto, retrasando su oxidación natural. Resulta imprescindible para poder presentar productos expuestos en vitrinas y evitar la aparición de levaduras que, aunque no resulten perjudiciales, sí que afectan a su calidad comercial. En todo caso respetamos escrupulosamente los límites legales de este conservante en nuestros productos a granel.

COMPROMISO MEDIOAMBIENTAL

VICENTE MALAGÓN S.A. sólo utiliza Energía Eléctrica procedente de Fuentes de Energía Renovables en sus instalaciones (Electricidad Verde).

Distintivo_digital



PROCESOS DE ELABORACIÓN ARTESANALES

Si bien nuestra empresa puede considerarse como una Industria stricto sensu, pues aplicamos procesos industriales a la elaboración de nuestros productos, no por ello deja de ser cierto que todavía elaboramos nuestras Berenjenas de Almagro de forma artesanal, pero adaptada a los altos niveles de fabricación que demanda nuestro mercado y a los requisitos de Control de Calidad que nos obliga el ser una empresa moderna y competitiva. Así, como ejemplo, nuestra cocción del producto –una de las fases más complejas de la elaboración de Berenjena de Almagro- se realiza caldera por caldera de forma exclusiva, tal cual lo hacían nuestros antepasados. Del mismo modo, la elaboración de Berenjena Embuchada con Pimiento Natural se realiza completamente a mano, una por una, donde nuestras trabajadoras parten cada berenjena a navaja, introduciendo seguidamente un trozo de pimiento rojo y atravesando el conjunto con un palillo de hinojo natural.

embuamano


ALIÑO EXCLUSIVO Y TRADICIONAL

El colofón a todo este proceso de elaboración de nuestras berenjenas es nuestro aliño personal y tradicional, una receta única, heredada del mejor hacer de antaño, que hace que nuestro producto salga de nuestras instalaciones listo para llegar a su mesa.

PRODUCCIONES LIMITADAS Y CALIDAD SELECCIONADA

Esta vocación o aspiración de continuar con una forma artesanal de elaborar Berenjenas de Almagro, es la que nos ha llevado a disponer de una gama de berenjenas con producciones limitadas y calidad seleccionada. Estamos hablando de nuestras Berenjenas de Almagro Embuchadas en envases metálicos de 1 kg., y frascos de 1 kg. y ½ Galón.



Diseño: OMNIMUSA